El exclusivo BMW 2002 renace gracias a Bavarian Econs y Tesla

Fran Romero

Apr 19, 2022

Se ha dejado ver en varias ocasiones por las cercanías de la sede de Múnich, pero no tiene nada que ver con un desarrollo de los bávaros. El original BMW 2002, uno de los modelos más deportivos de la marca, se ha transformado en un eléctrico gracias a Bavarians Econs. Sus entrañas técnicas se han tomado de Tesla, genes deportivos germanos y la tecnología de Elon Musk.



Es un verdadero icono entre los aficionados al motor, a los coches y especialmente a los clásicos de BMW. El 2002 es uno de esos modelos que llaman la atención por donde pasa, tanto como lo hizo en la década de los años 60. Uno de los antecesores del moderno Serie 2 Coupé que es un modelo de coleccionista, aunque este protagonista tiene una cualidad mucho más especial: es eléctrico.

Durante los últimos meses se ha estado paseando por las calles de Múnich, y lo que a algunos les llamó curiosamente la atención fueron unos cuantos detalles. El primero de todos, su original diseño y el hecho de que se encontrase cerca del FIZ, el centro de investigación y desarrollo de BMW. Pero también su matrícula, con la característica «E» al final de la secuencia de la matrícula y que evidencia un sistema eléctrico a bordo, con más de 25 kilómetros de autonomía, como hemos visto en prototipos de diferentes marcas. Lo suficiente para imaginarse un desarrollo especial para el 50º aniversario de BMW M.



El interior del BMW 2002 se ha retocado para incluir unos relojes de potencia eléctrica


Bavarians Econs BMW 2002 te, el deportivo se transforma en eléctrico


Pero, en realidad, se trata de una transformación firmada por los de Bavarians Econs, una startup especializada que ha reconvertido el deportivo 2002 en un modelo de cero emisiones conservando intacta su imagen exterior y retoques específicos en el interior. El exclusivo BMW 2002 te cuenta con unas entrañas más que poderosas, adquiridas a Tesla. Concretamente, un motor eléctrico que se ha colocado en el eje delantero, y que ofrece una potencia máxima de 120 kW -equivalente a 163 CV- que se encarga de mover las ruedas traseras.

Una opción que muchos desearían más potente, pero es la única posible que no implica un cambio en determinados elementos del chasis, como por ejemplo el sistema de frenos, que se pudo mantener el original. Además, también le ha permitido superar las pruebas de homologación para su venta, de lo contrario no habría sido posible o necesitado buscar una opción específica. A pesar de estas condiciones, el 2002 te acelera de cero a 100 km/h en solo 6,2 segundos, lo que significa que sigue siendo más rápido que el 2002 Turbo original.


Motor de Tesla pero el paquete de baterías no se ha tomado de la marca americana. El almacenamiento de energía viene del BMW i3, repartiendo los módulos por el espacio del maletero, con una capacidad máxima de 33 kWh, proporcionando una autonomía máxima de 180 kilómetros. De hecho, el espacio destinado a carga se ha ocupado también con todos los componentes del sistema de propulsión eléctrica, inversor y electrónica de potencia, además del puerto de carga, equipado con un conector CCS de 50 kW de potencia. Eso sí, tarda hasta tres horas en recargar el 80% de la batería, y no se conoce el precio de la transformación.


Source: https://www.motor.es/noticias/bmw-2002-bavarian-econs-202286391.html